La recuperación y puesta en valor de plaza Centenario registra un 40 por ciento de avance

La restauración de la plaza Centenario continúa avanzando, con el objetivo de convertirse en el primer monumento histórico nacional de la ciudad de Villa María.

El intendente Martín Gill, junto al jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, recorrieron las inmediaciones del espacio verde supervisando la obra. Gill enmarcó las tareas de restauración de la plaza en un “trabajo artesanal de una obra icónica para la ciudad”.

La firma adjudicataria de la licitación, Lozada & Silvestro, lleva adelante el plan de ejecución, que se encuentra en un 40 por ciento de avance y está financiado por la Secretaría de Obras Públicas de la Nación. En este sentido el intendente de la ciudad explicó que “la empresa prevé mantener las piezas históricas de la plaza: las cuatro fuentes, columnas altas iluminadas, columnas bajas y maceteros”, respetando el diseño “art deco” de su creador.

La idea original del espacio verde fue del arquitecto Francisco Salamone, quien al llegar a la Argentina se instala en Villa María. Entre sus principales obras, junto a la creación de la plaza Centenario, construyó el Matadero y el edificio municipal de Las Varillas.

El objetivo de Salamone era transmitir un sentido icónico del mar con la creación de la plaza Centenario. En esta línea, el mandatario resaltó que “las ostras en las fuentes y los sapos muestran una combinación del mar y el río”, mientras que el solado, es decir el piso de mosaicos, “emula el movimiento de olas, transmitiendo la idea  de que el agua se nutre con lo urbanístico”.

Entre las reformas que se están llevando a cabo, Gill destacó el levantamiento de las fuentes, ya que “estaban cediendo al terreno y hundiéndose” con lo cual se “reacomodaron sus cimientos para devolverles su ubicación original”, junto a una futura “incorporación de arbustos como parte de las piezas históricas”. Además se hizo la carpeta de concreto junto al “empalizado de las raíces de los árboles” para evitar de esta forma la “destrucción del diseño”.

Para alcanzar los estándares de monumento histórico nacional, la obra de la plaza está siendo supervisada mensualmente por la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos. A tal efecto, Gill explicó que la empresa constructora desarrolló una “matriz de lo que será la réplica del piso”, la cual debe pasar por la “supervisación y aprobación de la Comisión para llevar adelante la construcción del solado”.

En cuanto a la modernización del espacio verde, el intendente mencionó la instalación de “ductos subterráneos que cumplen con las medidas de seguridad” para que la plaza “sea el espacio con mejor wifi de la ciudad”. Instalaciones eléctricas y sistemas de riego para mantener la vegetación se suman a las reformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

eighteen − five =