Cafiero se reunió con el secretario de Estado Antony Blinken y le pidió apoyo de Estados Unidos en el FMI

El canciller y el funcionario estadounidense se reunieron por poco más de una hora. El representante argentino solicitó el respaldo del gobierno de Joe Biden ante el Fondo Monetario y le habló de la “senda de estabilidad económica” que busca la Argentina.   

El canciller Santiago Cafiero se reunió hoy en Washington con el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, con quien dialogó sobre las negociaciones entre la Argentina y el FMI y le pidió apoyo ante el organismo para que “no se restrinja el crecimiento de la Argentina”.

Cafiero se reunió por poco más de una hora con el encargado de las relaciones internacionales de la administración de Joe Biden en el salón Thomas Jefferson del Departamento de Estado, acompañados por el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, y por el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols.

https://twitter.com/SantiagoCafiero/status/1483541631605346306?s=20

Según informó la Cancillería a través de un comunicado, el ministro argentino le transmitió a Blinken que la Argentina “ha emprendido una senda que pretende consolidar la estabilidad macroeconómica y el crecimiento económico sostenible e inclusivo”.

En este sentido, Cafiero concluyó que “es necesario un mensaje de la autoridad política al Tesoro” para contar con “el apoyo de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional, y que de este modo no se restrinja el crecimiento de la Argentina”, precisó el comunicado.

De acuerdo a lo informado, Blinken sostuvo que apoya las negociaciones con el FMI y que aspira a una pronta resolución, al tiempo que destacó durante la reunión los números de la macroeconomía que expuso el canciller argentino y remarcó la importancia de la Argentina para el hemisferio.

Cafiero y Blinken conversaron también sobre la relación bilateral y los temas de interés común en el escenario global y en la región. En ese contexto, destacaron que la presidencia de Argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU coincide con el regreso de Estados Unidos a ese organismo, por lo que consideraron que existe un escenario muy propicio para el trabajo conjunto en esa materia.

“La reunión fue buena”, definió una fuente de la Cancillería consultada por NA luego de que Cafiero saliera del cónclave con Blinken y se dirigiera al segundo encuentro relevante de su agenda, con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

En una breve declaración ante la prensa antes de iniciar la reunión, Blinken sostuvo que la Argentina es “amiga y socia” de Estados Unidos “en el hemisferio y más allá”, y agregó: “Apoyamos fuertemente una economía argentina vibrante que fortalecerá nuestra asociación y el liderazgo argentino en el hemisferio”.

El funcionario no hizo en ese lugar ninguna referencia a la negociación de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de 44 mil millones de dólares, el tema más importante que llevó Cafiero en su carpeta.

Por su parte, el canciller argentino sostuvo que para el gobierno del presidente Alberto Fernández “es muy importante tener este encuentro” y “continuar estrechando las relaciones con Estados Unidos”.

Tras destacar que hay una “agenda constructiva” sobre derechos humanos, clima y no proliferación nuclear, Cafiero le expresó al secretario de Estado: “Muchas gracias por hacer esta reunión posible en medio de la pandemia”.

El canciller arribó a los Estados Unidos este lunes por la mañana (hora argentina) con el objetivo de mantener la primera reunión con un funcionario de peso en el gobierno norteamericano, en medio del intento por destrabar las negociaciones con el FMI.

La visita se planificó como una reunión eminentemente política, más que técnica sobre los detalles del acuerdo firmado entre el organismo y la Argentina entre 2018 y 2019, dado que la administración de Fernández busca un respaldo por parte de Biden para llegar a un nuevo entendimiento con el Fondo.

En la agenda de la relación entre ambos países, sin embargo, hay otros temas que también forman parte de cuestiones políticas más que económicas, como la relación entre el Gobierno y países que son cuestionados por Estados Unidos, como Nicaragua.

El Gobierno envió a su embajador en Nicaragua, Daniel Capitanich, a la asunción de Daniel Ortega como presidente de Nicaragua, una ceremonia que había sido criticada con contundencia en las redes sociales por Nichols, quien acompañó a Blinken durante la reunión con Cafiero.

Otro de los objetivos del encuentro fue tratar de preparar el terreno para un encuentro bilateral entre Fernández y Biden, una meta para la que trabaja el embajador Argüello desde el inicio de su gestión, aunque por el momento asoma lejana.

Escrito por Pablo Sieira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nine + 20 =