En 11 años, siempre hay una primera vez…

Así fue la historia que tiene el primer ayudante técnico, Nicolás Tilloy (15/03/91), en Ameghino de Villa María.

En el ciclo que lleva como entrenador Pablo Castro (y a su vez coordinador de todas las categorías), nunca ha faltado a sus funciones. El pasado 10 de enero, estando en ruta, se enteró que operaban a su madre y tuvo que alejarse de la concentración del plantel para acompañar a “Susi”.

En consecuencia, el oriundo de Caseros, Buenos Aires, le tocó ser el coach en la primera victoria del equipo en este 2022 y de visitante. “En una primera etapa no fue lindo, Pablo Castro no estaba porque operaban a la mamá (Susi), no pude disfrutar el momento”, dijo Nico.

“Además, hacía mucho que no dirigía”, recalcó. Llegó al León en el 2017 para trabajar en las formativas del club. Estuvo hasta el 2019 para emigrar a All Boys de Floresta, tras consagrarse campeón con Ameghino y la selección cordobesa en el Nacional U19. Por la pandemia no pudo dirigir ningún partido en el Federal y en el 2021 retorno al equipo de calle San Juan.

Ahora como Asistente Principal, señaló que “el resultado fue anecdótico, quisimos hacer una estrategia defensiva y nos hicieron 104 puntos. Mucho desgaste se hizo para llegar al cierre”. “Pudimos salir adelante y levantar un poco la cabeza porque veníamos de un par de partidos complicados”.

En su último partido de visitante, Ameghino superó a Salta Basket 105 a 104. El recuerdo inmediato de Tilloy fue el 104-103 cuando el local se puso en ventaja. El deja vu de ver la película repetirse nuevamente. Y la corrida final para el doble de Mateo Beiger con bandeja ante Fundora, que es gigante (entre risas), marca el momento que atraviesa el plantel en la actualidad. Este domingo, Ameghino, recibe en La Leonera a los Infernales desde las 20 para continuar en la senda de victorias en la Fase Regular de la Liga Argentina de Básquet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

fourteen + fourteen =