El clásico fue una fiesta en el Kempes

Se disputó el Superclásico cordobés entre Talleres y Belgrano en el estadio Mario Alberto Kempes. El ganador fue el Albiazul en los penales, tras el 1 a 1 en el tiempo regular. Mientras que en el duelo femenino se impusieron las Piratas por 3 a 0.

Después de mucho tiempo, se volvieron a ver las caras los conjuntos de Talleres y Belgrano en un partido que les sirve a ambos, para seguir con la puesta a punto y sacar conclusiones de cara al inicio de sus respectivos torneos.

En una jornada a puro sol, más de 50 mil simpatizantes de ambos equipos acudieron al estadio Mario Alberto Kempes de la ciudad de Córdoba para, desde temprano, darle color al clásico.

Las puertas se abrieron a las 17 y muchos pudieron disfrutar del encuentro entre los equipos femeninos de Belgrano y Talleres en la previa al gran partido. El duelo terminó con triunfo por 3 a 0 para las piratas, en un partido que estuvo caracterizado por la “hermandad”. Antes del inicio, las chicas de ambos equipos posaron con la bandera y el mensaje “el fútbol nos une”.

Para la hora de inicio del partido principal, el Kempes lucía un lleno total en sus cuatro tribunas, y en este marco, los jugadores de Talleres y Belgrano salieron a la cancha con un tremendo recibimiento por parte de sus hinchas.

Minutos después, se entonaron las estrofas del Himno Nacional a cargo de representantes de cada club. Marcos Bainotti lo hizo por el lado Celeste, mientras que Ignacio Sagalá por parte del Matador.

El encuentro finalizó con victoria matadora y se definió desde el punto penal. En el primer tiempo la ¨T¨ se había puesto en ventaja con gol de Rodrigo Garro a los 9 minutos. La igualdad vino por medio de Alejandro Rébola a los 52 del complemento. En los penales, el resultado fue 4 a 3 para el equipo de Ángel Hoyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 + six =